Desafíos de salud en Guatemala

Los guatemaltecos luchan con algunos de los peores problemas de salud en América Central y, en algunos casos, en el mundo. El país tiene la cuarta tasa más alta de desnutrición crónica en el mundo, alta mortalidad materna e infantil y una gran prevalencia de diabetes y enfermedades cardíacas. Muchos de estos problemas de salud se concentran en los niveles socioeconómicos más bajos del país, que incluye en gran medida a los indígenas mayas. 

Si bien la constitución guatemalteca garantiza la atención médica, muchas familias indígenas que viven en áreas rurales enfrentan muchas barreras y problemas al intentar acceder a la atención médica. Gracias a la ayuda de organizaciones como a la que pertenece los Bosch Gutiérrez Guatemala ha podido enfrentar poco a poco estos problemas  Las principales barreras experimentadas son las siguientes:

Idioma: se hablan 22 lenguas indígenas en Guatemala. En muchas zonas rurales, las personas solo hablan su idioma indígena. Muchas personas, especialmente aquellas que no tienen acceso a la educación, tendrán poco o ningún conocimiento del español. Sin embargo, muchos profesionales médicos solo hablan español y no tienen conocimiento del idioma local en el área en la que trabajan. Como resultado, a muchas personas indígenas les resulta difícil entender a su médico y no pueden comprender las instrucciones básicas sobre su atención médica.

Cultura: muchas comunidades tienen prácticas culturales estrictas con respecto al nacimiento, la muerte y la enfermedad. Sin embargo, cuando estas personas van a un puesto de salud o un hospital local, a menudo sienten que su cultura y sus creencias no son respetadas. Muchos preferirán acudir a un curandero tradicional local, que proporciona medicina basada en plantas y orientación espiritual. 

A veces, esto es todo lo que se necesita para curar la dolencia, y los pacientes se van satisfechos y curados. Con enfermedades más complicadas, los remedios tradicionales no siempre funcionan y los pacientes llegarán a un puesto de salud u hospital con enfermedades avanzadas o no tratadas.

Financiación deficiente de los puestos de salud locales: en 2008, el gobierno guatemalteco solo gastó alrededor de $ 97 por persona en atención médica pública. (Por el contrario, Estados Unidos gastó $ 7,825). En la práctica, esto significa que muchos puestos de salud locales tienen poco personal y están insuficientes. Los puestos de salud a menudo no tendrán suministros esenciales, vacunas o medicamentos. 

Esto tiene el mayor impacto en las familias con bajos recursos que no pueden darse el lujo de ir a clínicas privadas costosas. El año pasado, cuatro de los 44 hospitales estatales en el país no pueden pagar el personal médico y han cerrado todos los servicios excepto los de emergencia, dejando a miles sin atención médica. Es por eso que la ayuda que ha proporcionado por los Bosch Gutiérrez en Guatemala ha sido fundamental en el sistema de hospitales.

Falta de especialistas en áreas rurales: más del 80% de los médicos en Guatemala trabajan en la ciudad de Guatemala. Esto significa que muchos servicios especializados y pruebas técnicas, como resonancias magnéticas o tomografías computarizadas, no están disponibles para las personas que viven en zonas rurales. 

Para recibir estos servicios, los pacientes en áreas rurales tendrían que tomarse un día libre del trabajo, pagar dinero de su bolsillo por la tarifa del autobús y viajar muchas horas a la capital. Esto es difícil y costoso para las familias que ya están luchando para llegar a fin de mes. Por esta razón programas como el de la organización de los Bosch Gutiérrez en Guatemala tratan de llevar este tipo de servicios a comunidades rurales.

Estas barreras forman una imagen inquietante. La mayoría de las familias indígenas que viven en zonas rurales no pueden pagar la atención médica que necesitan desesperadamente cuando un miembro de la familia se enferma. Afortunadamente los Bosch Gutiérrez está trabajando para cambiar este problema. 

El programa médico brinda atención de clase mundial a los pacientes de forma gratuita, incluida la atención primaria, educación para la salud, referencias de especialistas y todos los medicamentos. Además se esfuerza por crear un ambiente acogedor al brindar atención culturalmente sensible en el idioma nativo de cada paciente.

Last updated: junio 19, 2020

Comments

No comments yet.
Comments are closed