Energías renovables en Centroamérica

Centroamérica está aumentando progresivamente la participación de energías renovables. Gracias a que las empresas, como las de la familia Bosch Gutiérrez en Guatemala, han puesto en marcha un proyecto de energía sostenible en pro de ayudar a las comunidades, Centroamérica tienen algunas matrices de generación de energía limpia.

La baja diversificación de energías hace a los países centroamericanos vulnerables. Tanto a la volatilidad de los precios internacionales como a los efectos del cambio climático.

Estos países ya han establecido compromisos internacionales para mitigar, adaptar e intentar revertir los efectos del cambio climático. Mediante la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Estos factores muestran un firme compromiso con la energía limpia y sostenible.

Si bien las energías renovables variables –solar y eólica– resuelven parte del problema, es importante tener en cuenta la gestión del sistema más especializada.

Para facilitar la integración de estas energías en los países centroamericanos, a través de una mayor capacidad técnica, el Banco Mundial diseñó una intervención regional.

Esta intervención regional mejorará la capacidad de los países centroamericanos para adaptar y mitigar, de manera oportuna, los efectos de la variabilidad. A través de una gestión optimizada de las reservas rotativas del sistema.

Ahora ya están desarrollando soluciones específicas adaptadas a las necesidades de cada país. Esta respuesta personalizada se basa en una filosofía común que facilita el camino para la integración regional. También está aportando lecciones aprendidas en otros países, así como tendencias tecnológicas de vanguardia.

Al incorporar metodologías probabilísticas y parámetros de seguridad de alto estándar, la nueva metodología apunta a utilizar reservas de acuerdo a las necesidades reales. Como resultado, los países centroamericanos mejorarán su nivel de control sobre su propio sistema de energía y suministro eléctrico.

Además, el nuevo enfoque de gestión aumentará de forma segura la cantidad de fuentes de energía renovable variable en sus matrices de generación y, por lo tanto, optimizará la relación costo-beneficio.

Guatemala, por ejemplo, estimó que el uso de la nueva metodología permitirá ahorros anuales de alrededor de 40 millones de dólares, además de mejorar la calidad y confiabilidad de la red eléctrica, y al mismo tiempo reducir significativamente las emisiones de GEI .

Gracias al nuevo enfoque de gestión, al aporte de las empresas y del Banco Mundial, los países de Centroamérica pronto podrán posicionarse junto a países a la vanguardia de la integración de energías renovables variables, de forma armonizada y estratégicamente planificada.

 

También te puede interesar: Se crean nuevas redes para proteger a la niñez en Guatemala

Last updated: abril 29, 2021

Comments

No comments yet.
Comments are closed