Antigua Guatemala. Lo que debes saber

Haciendo un recorrido por el mapa de Guatemala, resulta casi imposible dejar de notar que, en las cercanías de su capital y ciudad homónima, a unos 25 kilómetros al oeste, se encuentra una pequeña ciudad con el nombre de Antigua Guatemala.

Si bien el hallazgo de dos ciudades contiguas con el mismo nombre es al menos un dato curioso, conocer su historia nos resultó realmente fascinante.

Historia de la ciudad de Antigua Guatemala

Antigua Guatemala es una pequeña ciudad que apenas sobrepasa los 45 mil habitantes. Sin embargo, por más de 200 años fue la capital de la Capitanía General de Guatemala, es decir, durante el periodo de la colonia española. Fue hasta el año de 1776 cuando la capital se traslada a la actual ciudad de Guatemala.

Su nombre oficial es Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala y se ubica en el Valle de Panchoy. La ciudad fue trazada por reconocidos arquitectos de la época, y en sus años de esplendor fue reconocida como una de las más bellas ciudades de la Nueva España gracias a los edificios, iglesias y templos de estilo colonial.

Además, se trata de una ciudad planificada desde su fundación, de forma que sus calles recorren en forma recta de norte a sur y del este al oeste, lo cual se puede apreciar fácilmente en un mapa.

Si bien, la intención de fundar una ciudad capital era establecerse en una ubicación que no sufriera de desastres naturales, Antigua Guatemala está ubicada en medio de tres volcanes. Durante el siglo XVIII la ciudad fue azotada por tres terremotos. En 1717 y 1751, fuertes temblores dañaron seriamente algunos de los edificios y templos más importantes de la ciudad.

Para inicios de 1770 gran parte de la ciudad había sido reconstruida, pero finalmente en 1773 una nueva serie de terremotos dejaron a gran parte de la ciudad en ruinas.

antigua guatemala por que visitarla

En medio de un caos político, producto de las diferencias entre las autoridades militares y eclesiásticas, y de las consecuencias de los terribles terremotos (incluyendo el brote de una epidemia de tifo), finalmente la Capitanía General decide trasladar la capital a la actual ciudad de Guatemala.

Durante años, la ciudad quedó semi abandonada. Las autoridades civiles fueron los primeros en abandonar por completo la Antigua Guatemala, y posteriormente el arzobispo y otras figuras eclesiásticas dejaron la ciudad, dejando las ruinas de lo que alguna vez fueron las edificaciones más emblemáticas de la Nueva España.

Poco a poco la ciudad volvió a recuperar la presencia de autoridades civiles y religiosas, pero no fue hasta inicios del siglo XIX, una vez consumada la independencia de Guatemala, que retomó su categoría como ciudad e incluso fue nombrada cabecera de Sacatepéquez, uno de los 22 departamentos que actualmente conforman la federación guatemalteca.

Finalmente, en 1979 la UNESCO declaró a la Antigua Guatemala como Patrimonio de la Humanidad, siendo uno de los tres sitios en todo Guatemala que actualmente ostentan dicho nombramiento.

Entre los criterios para declarar a Antigua Guatemala como Patrimonio de la Humanidad, se destaca que es uno de los primeros y más notables ejemplos de una ciudad planificada en todo Latinoamérica, conservando hasta la actualidad su trazado original.

Además de su gran cantidad de edificios antiguos (conservados y en ruinas) de estilo barroco, que dan cuenta de la influencia española en la región.

Antigua Guatemala en la Actualidad

Como consecuencia de su nombramiento por la UNESCO como Patrimonio cultural de la Humanidad, la ciudad de Antigua Guatemala experimentó un proceso de revitalización, principalmente como destino turístico.

Algunos de sus edificaciones antiguas, incluyendo algunas en ruinas, fueron adaptadas como pintorescos hoteles o restaurantes. Hoy en día es uno de los puntos más visitados de todo el país, gracias a su encantador estilo colonial con calles empedradas, coloridas casonas antiguas y majestuosos templos barrocos como el Palacio de los Capitanes Generales, la catedral de Santiago, el palacio de ayuntamiento, y otros templos religiosos como la Iglesia de las Capuchinas, la Iglesia de San Francisco, el Convento de La Recolección o el convento de Santo Domingo.

Su ubicación tan próxima a la capital, la convierten en un destino predilecto para los capitalinos que desean pasar un fin de semana diferente. Sin embargo, Antigua Guatemala también atrae a una gran cantidad de turistas extranjeros.

Sin duda, las fechas más importantes para el turismo es durante los días de la Semana Santa, ya que en la ciudad se conmemora la pasión, la muerte y la resurrección de Cristo. Durante estas fechas se realizan procesiones diarias, y las calles se adornan con coloridas alfombras de aserrín con motivos religiosos o folclóricos.

 En tu próximo viaje a Guatemala, no pierdas la oportunidad de conocer esta fascinante ciudad, y de hacer un recorrido por sus impactantes edificaciones llenas de historia.

Last updated: octubre 30, 2019

Comments

No comments yet.
Comments are closed